Me encanta oír hablar de comercio libre. Me chifla. Todo parece tan bonito, tan utópico, tan.... ¡libre!, que a veces me pregunto: "¿y qué demonios hacemos aquí restringiendo nuestras compras a ZARA&CIA si podemos comprar libremente en gran parte del planeta?". Claro, resulta que eso es solo la teoría. 
¿Os acordáis de que hace un par de meses (o quizás tres) compré dos pares de zapatos de Jeffrey Campbell? Bien, pues la semana pasada me llegó un aviso de envío postal internacional a casa en el que me decía que tenía que contactar con una empresa privada para gestionar el envío desde la aduana hasta la puerta de mi casa. Ayer me dieron el presupuesto de los aranceles. ¿Sabéis cuánto es?, ¿no? Yo os lo digo: ¡¡¡¡¡100 PAVOS!!!!! ¡¡¡100 EUROS POR METER LEGALMENTE EN TERRITORIO NACIONAL DOS PARES DE ZAPATOS!!! Cuando vi el presupuesto grité "¿¿CÓMO??", luego pensé que mis sentidos me engañaban. Ahora simplemente pienso que a los de Correos y Hacienda se les ha ido completamente la olla, porque a la vista del presupuesto que me mandaron cualquiera pensaría que estoy metida en asuntos de corrupción urbanística. Además de que no sé por qué tiene que tener mis datos una empresa privada. 
No sé cómo acabará esta historia, pero os aseguro que me niego a pagar esa cantidad disparatada a nadie. Seguiré intentando resolverlo por mis propios medios, aunque teniendo en cuenta que el teléfono del lugar en el que tienen secuestrados mis zapatos es un contestador automático y que tardan de 2 a 3 días para contestar cada mail, mis opciones son: 
1. Quemar la oficina aduanera.
2. Quemar la oficina aduanera.
3. Idear un plan para estafarles. 
Os tendré al tanto. 
English version: I love to hear about free trade. I'm crazy about it. It seems so nice, so utopian, so... free!, that sometimes I ask myself: "What are we doing restricting our shopping to ZARA&CIA when we can purchase freely around the world?". Well, that's only in theory.
Remember I pre-ordered two pairs of Jeffrey Campbell shoes a couple months ago (or maybe three)? Well, last week I received a letter from the Customs office that said I had to talk with a private company to arrange the shipping from the customs office to my home. Yesterday the gave me the fees budget and, do you know how much is it?, no? I'll tell you: 100€!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ONE HUNDRED EUROS JUST TO LEGALLY LET IN THE COUNTRY TWO PAIRS OF SHOES!!!!!!!!!!!!!!!!! When I first saw the budget I thought: "WHAT?", then I supposed my senses were fooling me. Then I realized Customs and Treasury just lost it. If you see the budget you would think I'm in some kind of dirty urban corruption. Appart from the fact that that company is using information of my person.
I don't know the end of this story, but I swear I'm not paying that crazy amount. I'll keep trying to arrange it myself, but if you bear in mind the phone number is an answering machine and that it's taking 2 or 3 days to get an answer from them by mail, my options are:
1. Burn the Customs office.
2. Burn the Customs office.
3. Plan something defraud them.
I'll keep you updated.

5 comentarios

  1. Buf, ánimos! Seguro que lo resuelves! ¿No puedes cancelar el pedido directamente?

    ResponderEliminar
  2. Woo pero que dices??? 100 euracos?? Madre mía... están todos locos!
    Yo me quedo con la opción de quemar la oficina de aduanas jiji

    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Mujer, acá en Chile sucede igual, te cobran un ojo de la cara por comprar en el extranjero, al final todo es un negocio no? lástima.

    ResponderEliminar
  4. Me encanata el look de tu entrada anterior.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Queeeeeeeee??? Mantenos informadas!
    Te deseo la mejor de las suertes!
    Muak!

    ResponderEliminar

Todas las imágenes por www.dollyhazeghost.com a menos que se especifique otra fuente. Con la tecnología de Blogger.